DECADA DEL 30

martes, 26 de enero de 2016

COPA LIBERTADORES 1975: CAMPEON




El 29 de junio de 1975 Independiente volvía a ser campeón de América. Obtenía la Copa Libertadores por cuarta vez consecutiva y así alcanzaba algo que nunca antes ningún equipo había logrado y que nunca más se podría igualar. Se ganaba el mote de “Rey de Copas” ostentando ni más ni menos que seis conquistas continentales. En síntesis, pasaba a la historia por siempre.

Fue triunfo sobre Unión Española de Chile por 2 a 0, en la tercera final disputada en el estadio Defensores del Chaco de Asunción, Paraguay. Ricardo Ruiz Moreno y Ricardo Daniel Bertoni fueron los goleadores. El equipo que dirigía tácticamente Pedro Dellacha gozaba de una gran calidad técnica y buen juego. Contaba con la madurez defensiva compuesta por ‘Pancho’ Sá, Pavoni, Commisso, pero sobresalía por su juventud en el ataque con futbolistas que hacían maravillas como Bochini y Bertoni.

Pero el título no fue fácil de lograr. Independiente era ya cinco veces campeón de América y una vez campeón Intercontinenta. En ese momento era tricampeón de América al hilo, pues con un equipo inolvidable liderado por Bochini y Bertoni había ganado en las ediciones de 1972, 73 y 74. Aunque sería injusto decir que sólo ellos eran el equipo, pues ninguno estaba en el primer equipo en el 72, y el primer título de ambos sería el del 73. Con las tres Copas seguidas, igualaban el récord del Estudiantes de Zubeldía, que también consiguió tres seguidas unos años antes: 1968, 69 y 70. Se quedó a un paso del tetracampeonato, pues llegó a la final del 71, pero perdió ante Nacional. Y superarlo y ser el primer tetracampeón de América era el sueño de la gente de Independiente, pero tras dos partidos de semifinales el sueño se esfumaba, o casi, pues estaba virtualmente eliminado: eximido de fase previa por ser el campeón, en semifinales le tocó, en un grupo de tres, Cruzeiro de Brasil y Rosario Central, argentino también. Y estaba virtualmente eliminado porque perdió 2-0 con ambos. Como Cruzeiro le ganó también 2-0 a Central, la clasificación estaba (a 2 puntos por victoria) así; Cruzeiro 4 puintos, Central 2 e Independiente 1. Sólo se clasificaba el primero a la final. Así que sólo un milagro podía hacer clasificar a Independiente.




El siguiente partido de la liguilla lo jugó Independiente con Central, en la Doble Visera, y se abrió un pequeño rayo de esperanza, pues se igualó el marcador de la ida, 2-0 con una notable actuación de Ricardo Bochini que marcó un golazo con todas las letras.



El siguiente partido era en el Gigante de Arroyito, si Cruzeiro ganaba o empataba, era finalista. El Canalla buscaba ganar, y que hubiera una diferencia de más de dos goles para darle la vuelta y colocarse primero, y si ganaba por dos, dependería de lo que ocurriera en el último partido. Ganó Rosario 3-1, dejándole una pequeña esperanza a Independiente. Ganar 3-0 o más. Los goles fuera de casa del duelo directo valían doble, por lo que si Cruzeiro metía 1, Independiente tenía que meter cinco, y si metía dos, los diablos debían meter nada más y nada menos que ocho goles.


EL PARTIDO DEL MILAGRO: Independiente 3 Cruzeiro 0



Aquel Cruzeiro era un equipo maravilloso, con jugadores como Raúl, Nelinho, Wilson Piazza, Dirceu López, Roberto, Batata, Palhinha, Joaozinho, que al año siguiente le ganaría la Copa a River, y dos después, perdería la Copa con Boca en los penales del partido de desempate.


La Doble Visera se llena a reventar para intentar el milagro. Pero Cruzeiro, demuestra que no ha venido de paseo y al minuto de juego Nelinho estrella un tiro en el travesaño y hace correr el miedo por todo el estadio. pero Independiente se hace con el partido y arrolla y acorrala a los brasileños. A los 34 del primer tiempo hay un penal a favor del Rojo, cometido sobre Comisso al ser agarrado por dos brasileños. Lo tira Pavoni, lateral izquierdo, y  lo cambia por gol.  Queda todo el partido por delante y hacen falta dos goles.


Gol olímpico de Bertoni.





A los 21:30 del segundo tiempo, Bertoni saca un córner, que se cierra y se cierra, el arquero no llega a tapar y el balón se mete en la red, gol olímpico de Daniel Bertoni para que la Doble Visera explote, el Rojo está a un sólo gol del milagro.


A los 30 minutos Independiente, por medio de Pavoni, bota un nuevo saque de esquina. Todo Cruzeiro en su área, todo Independiente salvo el arquero y un defensor también. Va a sacar Pavoni, como digo, entran varios hombres a rematar, pero sólo llega Ruiz Moreno, el delantero, que cabecea a la red para que la Doble Visera se venga abajo, los diablos ha vuelto ha obrar un milagro, están por cuarto año consecutivo en la final de la Libertadores, tras estar prácticamente eliminados, la mística
copera de Independiente ha podido con todo.

En la final contra Unión Española de Chile comenzó con derrota como visitante por 1 a 0 (Ahumada).





La revancha en Avellaneda fue triunfo rojo por 3 a 1 (Percy Rojas, Elbio Pavoni y Bertoni; Las Heras para la visita)




 y finalizó con victoria por 2 a 0 (Ruiz Moreno y Bertoni) en Asunción del Paraguay.





LOS PARTIDOS 

Semifinales 

Fecha          Lugar                            Rival                  Res.   Goles
06/05/75      Rosario                          Rosario Central  0-2
23/05/75      Belo Horizonte, Brasil  Cruzeiro              0-2
30/05/75      Avellaneda                    Rosario Central   2-0    Pascuttini e/c y Bochini
06/06/75      Avellaneda:                   Cruzeiro Elbio    3-0     Pavoni, Bertoni y Ruiz Moreno

Finales

Fecha       Lugar                            Rival                  Res.   Goles
18/06/75   Santiago, Chile              Unión Española  0-1
25/06/75  Avellaneda:                    Unión Española  3-1      Percy Rojas, Elbio Pavoni y Bertoni
29/06/75   Asunción, Paraguay       Unión Española 2-0      Ruiz Moreno y Bertoni

CAMPEÓN


GOLEADORES

RICARDO BERTONI, 3 goles
Ricardo Ruiz Moreno y Ricardo Pavoni, 2
Ricardo Bochini, Percy Rojas y Pascuttini en contra, 1


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada